Suelo radiante y alfombras

imagen-baja

El suelo radiante como sistema de calefacción está cada vez más extendido en países del sur de Europa como España, después de una trayectoria de éxito de más de 40 años en países del norte del continente. Este sistema, compuesto por una red de tuberías instalada bajo el pavimento de una vivienda, logra climatizar el espacio de forma eficiente.

Pero una de las grandes dudas al instalar un sistema de suelo radiante es qué elementos pueden reducir la efectividad del sistema, como puede ser la instalación de alfombras o moquetas justo encima del pavimento. A continuación te contamos que debes tener en cuenta si quieres colocar moqueta o alfombras sobre un sistema de calefacción de suelo radiante.

¿Se pueden poner alfombras en suelo radiante?

Alfombras y suelo radiante son compatibles, pero debemos tener en cuenta el grado de conductividad térmica de la alfombra o dicho de otra forma, si la alfombra va a hacer de barrera o no y permitir que el sistema de calefacción funcione de forma eficiente a través de ella. Esta información debe aparecer reflejada en la ficha técnica y es lo que va a determinar si se trata de alfombras compatibles con suelo radiante. La medida de aislamiento térmico utilizada en las alfombras y moquetas es el valor TOG.

Valor TOG, medida de aislamiento térmico de las alfombras y moquetas

El valor TOG va a depender del grosor de la alfombra, del material en el que esté confeccionada y de su basamento e influye directamente sobre la efectividad del suelo radiante. El valor TOG es muy importante para identificar si se trata de una alfombra para suelo radiante y debemos contrastar este dato antes de comprar y colocar la alfombra. Este valor TOG oscila entre 0,7 y más de 3,0. Te comentamos cómo afecta cada factor.

Símbolo de compatibilidad de alfombras con suelo radiante
TOG -Flooring Symbol para indicar compatibilidad de alfombras con suelo radiante

Grosor de la alfombra

A mayor altura y densidad de la alfombra, mayor TOG tendrá y por tanto menos conveniente será la alfombra para suelo radiante ya que atrapará el calor entre sus fibras. Por ello se deberían buscar alfombras con una altura no superior a 10-15 mm.

Material de la alfombra

Los materiales sintéticos como las alfombras vinílicas, poliéster o poliamida no presentan buenas propiedades de conductividad de calor, o incluso podrían dañarse si son sometidas a calor intenso durante un período de tiempo prolongado. Las alfombras adecuadas para calefacción por suelo radiante estarán fabricadas con materiales naturales como las alfombras de lana, que es más resistente al calor.

Alfombra de lana colección Gala – Apta para suelo radiante

Basamentos

Las capas de espuma y los fieltros, aumentarán el aislamiento térmico de la alfombra por lo que debemos evitar esto si queremos disfrutar del suelo radiante al 100%. En este sentido, las alfombras de vinilo no son las más recomendadas para suelo radiante debido a que su base es no porosa e impedirá la transmisión correcta del calor. Por otro lado, las alfombras tejidas sin fieltro incorporado presentarán una mejor conductividad y son más adecuadas para este tipo de sistema de calefacción.

Tog bajo o tog alto: cómo elegir

A la hora de elegir alfombras adecuadas para suelo radiante se recomienda un valor de TOG bajo, ya que permitirá un menor aislamiento respecto al suelo y favorecerá la efectividad del sistema de suelo radiante.

Una alfombra con un TOG alto no debe utilizarse en un hogar con suelo radiante, ya que su elevado nivel de aislamiento hace reducir su efectividad y, por tanto, su capacidad para climatizar el hogar. No obstante, alfombras y moquetas con TOG elevado son recomendables en hogares sin suelo radiante donde se quiera alcanzar un mayor nivel de aislamiento térmico respecto al suelo.

Si estás buscando este tipo de alfombras, puedes visitar nuestras colecciones y hacer filtrado por esta cualidad, tenemos un amplio portfolio tanto de alfombras como moquetas.